Cómo conseguir un acabado crujiente en el pollo BBQ sin quemarlo debajo de la parrilla

Obtener el calor adecuado contribuye en gran medida a obtener un pollo BBQ perfectamente sellado en el horno; calentar primero la sartén completa la experiencia. Para empezar, debes cocinar el pollo sin salsa, lo que ayudará a que se cocine sin agregar humedad. Mientras se cocina el pollo, puedes reducir la salsa BBQ cocinándola a fuego lento durante 20 a 30 minutos. No lo reduzcas demasiado, porque se acumulará demasiado y quedará demasiado salado, pero una reducción del 25% al ​​50% quedará muy bien. Luego, simplemente aplique la salsa espesa para una ronda final a fuego alto y obtendrá un acabado de barbacoa brillante y picante resaltado por un hermoso carbón negro.

Otra gran ventaja de asar sagú y pollo es que te brinda la oportunidad de realzar tu salsa barbacoa para obtener lo último en comodidad y sabor. Una vez que el estofado esté cocido, el vinagre, la salsa inglesa o simplemente la salsa picante pueden resaltar los sabores y generar perfiles de sabor demasiado salados o dulces. Agregar ajo o especias mientras se cocina la sopa puede agregar profundidad a productos populares que tienen una sola nota. Combine esos sabores intensos con una textura de barbacoa crujiente y pegajosa y obtendrá un verdadero pollo asado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *