¿Es la ciudad de Winnsboro lo suficientemente grande como para albergar tres asadores?

Desde el verano pasado, la pequeña ciudad de Winnsboro, en el este de Texas, ha visto aumentar su fortuna en barbacoas. Hay tres cruces diferentes abiertos, lo cual es inusual para una ciudad de 3.500 habitantes sin una carretera importante. Fui allí un sábado reciente para ver qué fumaba y averiguar si el apetito de esta ciudad era lo suficientemente fuerte para un líquido tan rápido.

Al salir de la Interestatal 30 en Sulphur Springs, resistí la tentación de detenerme en Slaughter’s BBQ Oasis, un increíble camión de comida que está terminando una renovación de las instalaciones físicas. En lugar de eso, conduje treinta minutos hasta Winnsboro.

El cartel de Coyote Smoke BBQ apareció a la vista justo cuando entré a los límites de la ciudad. Wylie Smithwick inauguró el camión en junio después de adquirir el terreno donde se encuentra. Antes de eso, estaba parado en el centro. Durante el cierre de la construcción de ocho meses del negocio, Smithwick miró con horror la escena de la barbacoa en la ciudad.

La primavera pasada, Clyde Osborne estaba listo para dejar su barbacoa de fin de semana. «Cuando ganes, podrás pagar el dinero de la gasolina y la cerveza», dijo sobre el salario mínimo. En abril pasado, cuatro días después de que Smithwick publicara en Facebook sobre la apertura de Coyote Smoke BBQ, Osborne anunció que tenía un camión de comida encargado y que abriría East TX Rust BBQ (que lleva el nombre de la canción Shinyribs) en Winnsboro el sábado.

En mayo, Osborne presentó una vista previa de sus carnes ahumadas ofreciendo muestras gratis al público frente a Cypress Creek Brewery (ahora Saturday Park). Coyote Smoke tuvo una gran inauguración en junio y East TX Rust abrió su ventana para remolques a principios de julio. Como residente de Winnsboro con un trabajo de tiempo completo durante la semana, Osborne nunca consideró servir en otra ciudad. «Creo que Wylie estaba haciendo lo mismo», dijo, mirando hacia atrás el verano pasado.

Una bandeja para carne y guarnición de Coyote Smoke BBQ.
Una bandeja para carne y guarnición de Coyote Smoke BBQ. Fotografía de Daniel Vaughan.

Clyde Osborn de Rusty BBQ del este de TX.
Clyde Osborn de Rusty BBQ del este de TX. Fotografía de Daniel Vaughan.

En el año Después de operar en un área sin sombra durante el verano de 2022, Smithwick cerró temporalmente el sitio. Para diferenciarse de la competencia y hacerla a ella, a sus empleados y a sus clientes más frescos, el lugar necesita mejorar. En la propiedad recién adquirida al norte de la ciudad, vertió una losa de concreto y comenzó la construcción de un techo a dos aguas de acero de tres lados. Esperaba que tardara unos meses, pero el proyecto se ha prolongado hasta junio de este año, cuando finalmente podrá reabrirse. Mientras tanto, Osborne ha recibido elogios de otros saboteadores.

En el año A finales de 2022, había un pequeño local en la ciudad cuando la cadena Bodacious Bar-BQ cerró su local. «Que nadie más se sume a esta mezcla», pensó Smithwick. He aquí que en mayo llegó un nuevo contendiente. En el año Establecido en Winnsboro en 2005, The Barrel House está abierto de jueves a sábado en un edificio recientemente renovado con una parrilla en el interior. Coyote Smoke reabrió sus puertas unas semanas después y sirvió esos tres días a la semana; East TX Rust BBQ tuvo meses para construir el sábado siguiente.

Probé Coyote Smoke dos veces, principalmente porque no me di cuenta de que dos de las cinco carnes ahumadas no suelen estar disponibles los jueves. Vale la pena planificar la panceta de cerdo de corte grueso para una visita el sábado. Las costillas de cerdo, untadas con una salsa dulce espesa antes de servir, también se reservan para los sábados. La pechuga, bien ahumada, tierna y jugosa en ambas visitas, pero maravillosamente cortada en rodajas en la primera, es lo más destacado, aunque se sirve principalmente en sándwiches. «Es una ciudad tipo sándwich», dijo Smithwick sobre Winnsboro. «Es una ciudad de valor».

Smithwick llegó aquí después de que él y su esposa heredaran tierras en el lago Winnsboro de sus padres fallecidos. Primero se rascó la picazón de la barbacoa trabajando en Premier Grilling, una tienda de suministros para barbacoas en Frisco, y finalmente se convirtió en gerente de la tienda. El terreno de la familia era demasiado grande para pintarlo, por lo que dejó su trabajo y se mudó a Winnsboro a fines de 2021 para abrir un remolque de barbacoa artesanal en un mercado que pensaba que tenía un potencial sin explotar. Su esposa e hijos, que viven en el norte de Texas, ayudaron a administrar el lugar durante los primeros tres meses. Ahora tiene un equipo con base en Winnsboro, incluido el maestro de boxes Brandon Soton. «No sé dónde estaría sin él», dijo Smithwick. «Él básicamente dirige todo».

Los acompañamientos y aderezos provienen principalmente del proveedor de catering porque Smithwick quiere «concentrarse en mis carnes tanto como pueda». Pero ahora está trabajando en una receta de ensalada de papa y deja que Soto lo convenza de preparar el aderezo de ensalada desde cero. El mejor lado que tuve fueron los Frito Chili Beans. Están hechos con frijoles secos y sazonados al estilo ranchero. Cada cucharada se cubre con queso cheddar desmenuzado y fritos. Y aunque no es casero, MintChocChip Cream Pie está hecho con una base de Oreo para un acabado refrescante.

En el camino, East TX Rust BBQ tiene dos lados, que cambian semanalmente. Los macarrones con queso y chile verde estaban cremosos con un toque realmente picante. Lo encontré como parte de mi plato Semper Fi, que era un tributo al servicio de Osborne en la Marina y tenía una buena relación calidad-precio: 20 dólares por tres carnes y una guarnición. La pechuga picada que venía con ella estaba bastante tierna en el extremo tierno, pero el extremo graso necesitaba más trabajo. Osborne’s todavía respeta la receta de maridaje de jalapeño y queso (también está disponible una versión sin jalapeño), pero la versión que se me ocurrió tiene mucho sabor ahumado y un toque agradable. Las costillas de Osborne son tan deliciosas como el humo de coyote gracias a la salsa final que usa, de sus días competitivos de barbacoa. «Les encantan las costillas», dijo sobre sus clientes del este de Texas.

La esposa de Osborne, Leanne, prepara los acompañamientos y la mejor salsa barbacoa en cada plato. Es fino, con un buen equilibrio de acidez y dulzura. Me encantó la combinación de ricos huesos de res pegados a la sopa. La carne se desprendió fácilmente del hueso y, a 26 dólares la libra, fue menos derrochador de lo esperado. Incluso a ese precio, las costillas no son muy populares. «Como la mayor parte de lo que vendo», dice Osborne.

Un artículo que no probé fue la panceta de cerdo ahumada desmenuzada. Ese sábado en particular, Osborne esperaba que la panceta de cerdo que había puesto en el ahumador esa mañana estuviera disponible, pero no estaba lo suficientemente tierna cuando la pedí. Aprecio su honestidad.

La fusión se debió en parte a la apretada agenda de Osborne. Tiene un puesto de tiempo completo en la cercana planta de XTO Energy. El viernes por la mañana, antes del trabajo, pone la carne en el ahumador antes del amanecer. Luego, el cocinero Greg Fleming llega a las 5:30 am para ocuparse de los boxes. La pechuga está lista para reposar alrededor de las 11 p.m. y los ahumadores se encienden a las 5 a.m. del sábado para el resto de la carne. Si llegas a la ciudad antes del almuerzo, el local sirve tacos para el desayuno de 7 a 10 a. m.

Después de una comida en Rust BBQ en el este de Texas, Osborne sugirió probar las costillas de cerdo en Barrel House al otro lado de la calle. Me encantó la disposición del espacio, entre el edificio del restaurante de servicio completo con asientos al aire libre y el bar Barrel House en la parte trasera. Había varios grifos de cerveza y una pequeña barra de barbacoa que servía lo básico. Las costillas no se comparan bien con los otros dos lugares de la ciudad, y la pechuga probablemente habría estado buena si no me hubiera hecho un corte tan grueso. Disfruté una guarnición de frijoles pintos.

Aunque todos tienen una gran barbacoa que ofrecer, no es fácil para todos estos locales vivir en un pueblo tan pequeño. Winnsboro es el epítome de la burbuja de la barbacoa de Texas. Smithwick comprende el desafío y señala un mensaje que Osborne publicó en Facebook para sus clientes. «¡Prepararemos lo suficiente para comprar carne y provisiones para el próximo sábado!» Osborne escribió. «Por eso podemos ofrecer los precios más baratos de la ciudad sin ningún beneficio». La respuesta de Smithwick fue: “Esto es fantástico para mí, ya que tengo algunas responsabilidades y facturas que pagar. Es difícil competir con una empresa que no pretende obtener beneficios. Osborne continuó diciendo que trabaja duro para devolver un poco «porque nos encanta hacerlo, disfrutamos el proceso, disfrutamos el desafío, disfrutamos de la gente que viene todos los sábados».

A corto plazo, Smithwick tendrá un sábado libre ya que East TX Rust BBQ cierra hasta mediados de octubre para que Osborne pueda albergar algunos eventos. Los planes de futuro de Osborne también incluyen mudarse a su ciudad natal, Gilmer (a unos treinta minutos de distancia). A pesar de tener un trabajo bien remunerado, Osborne dice que está «buscando una razón para hacer[barbacoa]a tiempo completo».

Compañía de barbacoas de humo Coyote
908 W Broadway, Winnsboro
Teléfono: 903-347-5159
Horas: Jueves-viernes 11-5, sábado 11-4
Maestro del Pit Wiley Smithwick y Brandon Soto
Método: Roble en el ahumador compensatorio.
Año de apertura: 2022

Barbacoa oxidada del este de TX
200 E. Carnegie, Winnsboro
Teléfono: 903-985-4366
Horas: Sábado 11-7
Bueno principal: Clyde Osborne
Método: Roble en el ahumador compensatorio.
Año de apertura: 2022

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *